Blanqueamiento BLANQUEAMIENTO
Blanqueamiento

Los dientes se oscurecen por diversos motivos:
- Traumatismos no tratados, que con el tiempo provocan la paulatina muerte o necrosis de la pieza afectada, que se torna de un color gris verdoso.
- La falta de higiene es uno de los principales factores para la pigmentación amarillenta de la dentadura.
- La ingesta de bebidas con color como el café o las bebidas de cola.
- El consumo excesivo de limón también afecta, ya que como es tan ácido desmineraliza la superficie dental.
- El consumo de algunos medicamentos en edad en que los dientes están en formación, ya que puede generar una hipoplasia o mala formación del esmalte, como pasa con la tetraciclina, con la que las piezas dentales son de un tono grisáceo.
- El factor genético: los dientes más blancos son los que poseen una capa de esmalte más gruesa, si se tiene poco esmalte, ese diente será de color amarillento.

Las técnicas más empleadas en tratamientos de blanqueamiento dental son las que utilizan gel, que entra en contacto directo con el diente.
El más usado por los facultativos es el peróxido de carbamida. Este compuesto se aplica por período de una hora al día, a través de unas férulas puestas en la dentadura con la sustancia, y al cabo de una semana de aplicación ya se notan resultados.
También se emplea otra sustancia para blanquear los dientes, llamada peróxido de hidrógeno. Esta es una técnica un poco más rápida que la anterior, ya que aplica calor para estimular la superficie del diente. En este tipo de procedimientos se debe aislar la pieza trabajada con una resina especial que se polimeriza (endurece), evitando así el contacto del peróxido de hidrógeno con la encía y de paso una quemadura química.